Asesoría fiscal

Todo negocio o empresa está obligado a cumplir con obligaciones fiscales ante el SAT.  Como algunos de estos no cuentan con especialistas en la materia, es frecuente que recurran al servicio de Asesoría Fiscal prestado por un tercero.

La Asesoría Fiscal es principalmente una orientación que se presta a los negocios o empresas en temas de impuestos, aplicaciones contables, cálculo de cuotas, deducciones, altas y bajas, etc.

No solo es propia de los períodos de cierre de ejercicios fiscales. Lo ideal es que los negocios o empresas realicen una planificación fiscal durante todo el año.

Una Asesoría Fiscal no solo es valiosa para saber cuánto debemos aportar a Hacienda. Entre otras funciones están:

  • Asesoramiento y estudio de nuevos negocios. Antes de emprender una idea de un negocio, es fundamental que realicemos un estudio de esta y de las condiciones del mercado. El aspecto fiscal nos ayuda a valorar alternativas de financiación,  rentabilidad, entre otras.
  • Asesoramiento de reestructuraciones. Si una empresa ha entrado en fase de reestructuración, la asesoría fiscal le guiará en el proceso de constitución de aportaciones de capital, planificación de fusiones, etc. Es decir, la idea es que la directiva tenga pleno control de nueva figura que se adopte en temas fiscales.
  • Seguimiento a actos dictados por la Administración. Debido a las ocupaciones diarias no nos da tiempo de estar actualizados en el tema fiscal y tributario. Por ello la asesoría fiscal nos ayuda a saber cuáles han sido las últimas disposiciones oficiales y cómo nos afectan como empresa.
  • Representación ante tribunales. Cuando existen conflictos con organismos oficiales, un asesor fiscal nos representa ante ellas y nos acompaña durante las diligencias que sea necesario realizar.

Valoración del estado financiero de empresas. La asesoría fiscal nos proporciona un diagnóstico sobre el estado financiero de las empresas, algo que a la postre puede servir de base para operaciones como fusiones o venta de las empresas.

La Asesoría Fiscal está enfocada en materia de impuestos federales y locales. El objetivo es proporcionar soluciones reales de manera oportuna, siempre con estricto apego al marco legal aplicable.